Trilogía "El Triplete". El ambiente en las gradas!!!

video
Se abren las puertas y accedo entre el grupo de conejillos de indias que somos los primeros en acceder al campo y por su puesto, sin unos procedimientos claros de control de acceso y revisión de los contenidos de las mochilas, os diré que si con los miles de aficionados que faltaban por entrar, hubieran aplicado el mismo procedimiento y la misma demora, aún a fecha de hoy estaría accediendo gente al campo.

Finalmente y tras la ceremoniosa entrada al estadio, accedo al fondo culé para fijar mi ubicación. Aún quedan 2 horas y media para el partido pero los pocos que de momentos hemos accedido a las gradas del estadio podemos deleitarnos con la excelente visión del interior del estadio que muestra un claro aspecto enfocado a toda una fiesta de final de Champions.

Poco a poco comienzan a llenarse las gradas con los aficionados ataviados con las vestimentas y colores de sus respectivos equipos. La gradería comienza a coger ambiente y empiezo a notar que el ánimo en el sector culé empieza a marcar diferencias con el fondo rival del M. United, cosa que a mi de alguna manera me sorprendió bastante y me resultó significativa de cara a lo que luego sucedería.

El mismo animador de la zona fan culé hace su aparición en el fondo culé sobre una plataforma junto a la portería. De igual manera, en el lado opuesto hace su aparición el animador de la afición inglesa. Así, comienzan los primeros jaleos de cánticos de los aficionados y sin desmerecer a la afición rival y aún con el graderío con la mitad por cubrir, os puedo asegurar que no había color.

Estaba claro que la afición estaba muy, pero que muy por la labor y aquello, en cierta manera muy lógico, poco tenía que ver con el ambiente más reservado que suele verse en las gradas del Camp Nou en un partido de Liga en el que la fiesta es más puntual y no tan desbordada.

Uno de los momentos culminantes previos al encuentro ocurren cuando a escasa hora y media para que diera comienzo el partido, van haciendo aparición algunos jugadores del Barça para tomar contacto con el terreno de juego y por supuesto el ambiente que como decía antes, que aunque aún no superaba el 50% de ocupación sí que de manera instantanea se hizo notar.

El primero en aparecer, el francés Terry Henry, al que le sigue Busquets, etc... En ese momento, la afición culé se conjuró de manera fácil en cánticos como venía siendo la tónica habitual del día y os puedo decir que fue uno de los momentos del día que recuerdo con muchísima y especial claridad, en que realmente se me pusieron los pelos del cuerpo bién de punta. Viendo la reacción que estaba teniendo en los jugadores el sensacional ambiente festivo que ya existía en la grada y del cual ni ellos mismos podían dar crédito, era lógico que los gladiadores no se resistieran a saludar a los aficionados de manera muy agradecida para luego irse retirando camino de los vestuarios.

Última hora y media antes del comienzo del partido y ahora sí, el ambiente empieza a ser total, las gradas se van llenando por completo y los cánticos ya apenas paran. La afición culé es la auténtica precursora de los varios intentos, inicialmente fallidos por falta de continuidad por parte de la propia afición inglesa, de la famosa Ola humana en el Olímpico de Roma.

Ésto ya no lo para nadie!!!. No te sientes porque entonces no verás ni a los equipos calentar. Efectivamente, a escasa media hora para el comienzo del partido más esperado del año, los equipos saltan al césped para calentar y la ovación por parte de los aficionados es espectacular. Saltó primero el Manchester con vestimenta en este caso de color blanco (color poco afortunado para esta temporada y no digamos para una final de Champions) y con sensación de estar muy concentrados y motivados. Posteriormente saltó el Barça que aparentemente no parecía salir con tanta fuerza y sí muy tranquilos y mentalizados. Previamente, ya los porteros de ambos equipos habían salido a calentar con lo que se habían llevado una buena ovación por parte de sus aficionados.

De repente hay un hecho que me llama mucho la atención y es que además de que los jugadores del Barça no parecen realizar un calentamiento especialmente intenso, abandonan el terreno de juego hacia los vestuarios de manera prematura a lo habitual. De hecho, el Manchester continua con su calentamiento durante bastantes minutos más para luego ya retirarse definitivamente. ¿Lo pillan?.

Ya todo está listo y con los aficionados todos ya ubicados en sus respectivos asientos, se espera con cánticos continuados el comienzo del partido.

TO BE CONTINUED

Trilogía "El Triplete". Día de la Final en Roma II

...termino de cruzar el paso de peatón y me encuentro justo delante de la puerta principal del Estadio Olímpico, pero en esta ocasión y a pesar de que aún sólo son las 16:00 horas, ya se nota un mayor número de aficionados en los alrededores. Me dirijo de nuevo a la zona culé del fondo del estadio donde la fiesta de la zona fan ya ha comenzado.

Paso de nuevo por el punto de información blaugrana y debido a que una vez entrado en la zona fan que precede al estadio, en la que es necesario identificarse, ya no se puede volver a salir, decido como muchos culés descansar por unos momentos a la sombra y disfrutar un poco del ambiente de los diversos grupos de aficionados culés que van entrando.

De repente, un pequeño revuelo entre los aficionados porque alguien conocido se dirije hacia la entrada de la zona fan como cual aficionado culé. Pues sí, nada más y nada menos que el controvertido Jorge Lorenzo!!!. Ciertos aficionados se acercan para hacerse fotos con el piloto mallorquín, tras lo cual accede a la zona fan culé.

Mientras termino de apurar el descanso, un miembro de reporteros de la UEFA se dirije a la zona donde me encuentro para hablar con los aficionados que allí estamos debido a que el grupo que tengo justo al lado, lleva una gigantesca bandera blaugrana de 2x8 más o menos, que cuelga del muro trasero que nos hace sombra. Nos pide que si podemos juntarnos y posar con la
bandera, a la vez que cantamos el himne del Barça, a lo que accedemos como buenos aficionados. El reportero no pierde detalle del momento y registra nuestro desgarrador cántico, a la vez que el entorno de aficionados culés de alrededor se hace eco del evento que jalea con un final cómplice, Barça, Barça, Baaaaaaarça!!!.

Agotado el período de descanso, accedo finalmente a la zona fans culé donde tras atravesar una larga zona con árboles, llego a la zona cero culé donde el ambiente es espectacular y donde hay varias zonas para avituallarse de comida y bebida(Que nooooo!!!, que no hay cerveza hostias!!!. ¿Porqué os iba a mentir en un tema tan serio)?. También hay tiendas oficiales para la compra
de todo tipo de artículos relacionados con la final que da pie a una amplia zona donde se desarrolla todo el ambiente festivo de la mano de un animador que desde un pequeño escenario va llamando a todo aquel culé que quiera contar alguna anécdota e instigar a todos los aficionados a ir realizando todo tipo de cánticos culés. Sin duda, muy buen rollito.

Dicha zona fan se va llenando cada vez más de aficionados culés que cantan al
unísono las canciones del Barça y cuando apenas quedan 2 horas para el
partido, los aficionados apuran sus últimos preparativos antes de dirijirse
al estadio donde ya está todo muy a puntito de abrirse las puertas. En dicha
zona fan aún queda someterse a una masiva pintada de cara con los colores
blaugranas para ir acara al estadio.





Finalmente, me dirijo hacia las puertas de entrada donde justo delante de las mismas, en mi caso la 19 de la curva sur, la gente apura un poco más su descanso votados al césped antes de apilarse en la cola qu dará acceso al estadio, momentos que aprovecho para realizar las últimas fotos antes entrar definitivamente. Por fin SE ABREN LAS PUERTAS!!!






TO BE CONTINUED...

Trilogía "El Triplete". Día de la Final en Roma I


Llegada a Roma, aparcamiento de los autobuses e instrucciones para la vuelta. Despliegue masivo de aficionados culés por la ciudad, la mayoría de los cuales optan por aprovechar para ver los sitios más característicos.

En mi caso decido buscar un restaurante para comer relajadamente por lo que comienzo a caminar en dirección hacia Plaza Mancini muy próxima al Estadio Olímpico.

Mientras camino y en mi condición de aficionado culé perfectamente reconocible, voy encontrando al paso ciudadanos romanos que me hacen gestos claros de apoyo e incluso los hay que se paran a comentar lo que puede ser la final, mostrando en todo momento su enamoramiento por nuestro equipo. A mi paso por el estadio, me acerco al punto de información blaugrana para informarme al detalle de todos los horarios y actos festivos previos al encuentro. Prosigo mi camino y cruzo el puente que desde la entrada principal del estadio me deja justo en la Plaza, pero la tarea no resultaría tan fácil, ya que de repente comienzan a abordarme todo tipo de vendedores ambulantes de perfil extremadamente móbil dada la presencia polizial. Bufandas, cintas para el pelo, etc... son los artículos que ofrecen. De todo menos cerveza fresca, joder!!!.

Por fin llego a la Plaza Mancini donde veo aficionados culés de mediana edad que aprovechan para echar una cabezadita tumbados en el césped a la sombra de los árboles.

Yo prosigo con mi plan y comienzo a buscar un restaurante cuya oferta difiera de la tan vistoza comida rápida italiana pero que se aleja de mis preferencias al menos para este día. Finalmente, consigo uno que previsiblemente cumple con los requisitos y me adentro en él. Tras el recibimiento por parte de una amable mujer de mediana edad, me dirijo a una de las mesas. En frente una mesa con una familia catalana con las samarretas culés que justo han terminado y se levantan para marchar. Me saludan y me advierten que se come muy bién pero que no me haga ilusiones con poder tomar cerveza o vino.

La mujer toma buena nota de mis preferencias hasta que llegamos a la parte culminante. ¿Y de beber?. Pues de beber póngame una cerveza bién grande (acompaño con el gesto) y fría!!!. La mujer me miraba con mucha dulsura, se rie y con su acento italiano me explica que no puede ser, que la Polizia... No se preocupe señora ya lo sabía!!!.

Casi a la par que yo, entra un señor mayor que también se sienta a comer y a pesar de que no lleva distintivo culé, es fácilmente reconocible por su acento catalán. Entablamos una conversación ligera y lo mejor de todo es que intentó jugar también al despiste con lo del vino pero tampoco coló. Un verdadero trauma para el hombre.

Bueno son las 16:00 horas, finalizo mi almuerzo y vuelvo sobre mis pasos. Vuelvo a pasar por Plaza Mancini y ya se nota un aumento del ambiente. Más culés, más ingleses, más vendedores ambulantes y más polizia también. Cruzo de nuevo el puente en dirección al estadio y oigo una voz que se cruza en el último paso de peatón que da al estadio, y que débilmente dice "Cerveza
Fríaaa!!!". Rápidamente me doy la vuelta pero entre tanta gente es imposible ver el emisor. Cabróooooooon!!!

TO BE CONTINUED

Lista Més Culé de blogs