Messi transforma una derrota en victoria. Racing 1 - Barça 2


No fue el mejor partido del Barça el de ayer, pero sí una victoria importantísima. Esta vez Pep no parece haber sacado conclusiones del Racing - Barça del año pasado (0-0) porque la primera parte ha sido un calco o peor, con un Barça donde todo el enorme control de balón no se tradujo en ocasión de gol alguna en todo ese primer período. El ritmo poco ambicioso y excesivamente lento, así como el inexistente último pase hizo que no se tirara en ninguna ocasión ente los 3 palos, ni siquiera en las 3 faltas que se lanzaron sobre la meta del Racing. En cambio el Racing con su planteamiento defensivo, se prodigó en el contraataque y generó alguna ocasión clara de peligro entre ellas un balón que Valdés consiguió tocar para enviar al palo y abortar lo que hubiera supuesto el primer tanto del partido.


En el segundo período, y dado que el Barça continuaba con los mismos argumentos, el Racing se prodigó al contraataque con más convencimiento y fruto de ello logró provocar un penalty en el minuto 53 que Zigic convirtió en el 1-0. Minutos después se produce el punto de inflexión en el partido con la entrada de Messi, quién al cuarto balón que tocó consiguió llevar el empate al marcador en el minuto 64, con remate previo de cabeza de Xavi al larguero en lo que podríamos definir como la primera jugada clara del Barça en el partido. A partir de ese momento el Barça se empezó a parecer a sí mismo, con recuperaciones de balón más rápidas y aumento del ritmo en la transición defensa-ataque y fruto de ello y a 10 minutos del final, Messi, recogiendo un balón despejado por la defensa del Racing, es quién consigue realizar una de sus jugadas rápidas de control con el pecho, arrancada hacia portería y disparo cruzado con fuerza al palo largo del portero, poniendo el 1-2 definitivo.


A partir de ahí, el Racing intentó a la desesperada conseguir el empate pero ni las expulsiones de Márquez y Piqué fue suficiente para impedir que el Barça se alzara con la victoria.


La anécdota: Messi anotó los 2 tantos con su pierna "mala", la derecha, suponiendo el segundo gol el número 5.000 del Barça en Liga.


Lo mejor: Messi, quién volvió a demostrar que es el jugador más determinante del mundo y que ver su progresión en los próximos años ha de ser un gran estímulo para el espectador.


Lo peor: La entrada de Álves al jugador Toni Moral del Racing que tuvo que abandonar el partido lesionado, y que sólo el hecho de que Álves tocara previamente el balón pudo ser la razón de que el árbitro no valorara la fea entrada en su justa medida ya que sin duda debió suponer la tarjeta roja al lateral culé.



El Quinielón de El Més Culé. Jornada 21



Con respecto al Ganador de esta Jornada 21, tenemos que decir que se trata de Juan con 11 aciertos, quién repite como ganador respecto de la jornada anterior y donde parece que con el nuevo sistema de puntuación (acierto por equipo) se obtienen resultados más elevados de aciertos. Así, quedamos a la espera esta semana de Un Post para los lectores de El Més Culé.

4 Comentarios:

Sabes? dijo...

Bueno decir que me ha gustado el Post, ya que lo encuentro muy objetivo, justo y en su justa medida.
También estoy deacuerdo contigo en que esta es una victoria importante, ya que el partido se les puso muy cuesta arriba, pero una vez más este equipo a demostrado que cuando hay que apelar a la épica lo hace, aunque como siempre los hay que alegan sobre la Messidependecia, pero no nos olvidemos que en todo gran equipo hay momentos en los que son claves las estrellas, pues pienso que para eso estan, o no?.
El tema es que suma y sigue... y sobretodo quién tubiera un Messi?, jaajja.
Felicidades por el triunfo!!.

EL MÉS CULÉ dijo...

Tú no eres Sabes?, tú eres un impostor. Espero que Sabes? no se entere porque ... Jajaja!!!

Creo que es importante eso que apuntas al final de que todo gran equipo debe tener esas estrellas para que marquen la diferencia en momentos como el de ayer, pero más importante es el hecho de que esa estrella debe tener un gran equipo, ya que como incluso le ocurre al propio Messi, en el Barça es uno y con la albiceleste es otro.
La verdad es que Messi es un super-crack, pero tampoco os podéis quejar con Roben, que está apareciendo en casi todos los partidos.

Gabriela Miranda dijo...

El Barça sigue intratable, falta poco para cantar el alirón.

Saludos.

Sabes? dijo...

Si soy sabes y como puedes comprobar, se puede hablar conmigo tranquilamente, pero yo soy como la 3º ley de newton que dice: a cada acción hay una reacción, jajajaj.
Bueno decirte que nosotros con Robben es un caso parecido y gracias a él este Madrid empieza a inspirar respeto, es más con el Deportivo practicamente no se vio y la pasamos canutas, sobretodo porque en el centro de campo falta elaboración y pases en profundidad buscando el desmarque o la espalda de la defensa, esperamos con ansiedad a Guti, pero la verdad que eso puede ser un tiro al aire.
Bueno, falta por ver a parejo y al nuevo extremo( Faubert), pero te confieso que tiene peor pinta que los pollo del Prica, ojala me equivoque.
Un Saludo

Lista Més Culé de blogs